domingo, 22 de julio de 2007

LAS NUEVAS TENDENCIAS

En otros tiempos se producían movimientos, dentro de las Artes Plásticas, que llevaban a un grupo de artistas a buscar un camino nuevo en común, pero desde hace unas décadas los artistas buscan su camino sin que se establezcan unas líneas concretas a seguir. Producto de los diversos campos de experimentación/investigación en el sentido de probar/intentar/buscar sería la gran cantidad de cosas que se hacen hoy y a las que se pretende dar la categoría de obras de arte.

Antes, estaban perfectamente definidas las diferentes formas de expresión plástica y perfectamente delimitadas: pintura, escultura, orfebrería, ebanistería, talla, grabado, dibujo, artes gráficas, artes escénicas, ilustración, cómic, publicidad, etc. Ahora todo está mezclado y no hay quien distinga nada, ¿será producto de la llamada “fusión” que tanto éxito está teniendo dentro de la música actual?

En un soporte plano, podemos ver pegados elementos volumétricos que deberían ser bajorrelives y por tanto escultura o talla, también vemos letreros incluso luminosos y otros muchos efectos propios de la publicidad, se aplican hojas de periódicos y revistas o traspasan ilustraciones diversas, propias de las artes gráficas y a todo esto se le llama pintura (no se asemeja al cubismo); se pinta en lienzos o papel de grandes dimensiones al estilo y manera de lo que hasta hace poco era ilustración; vemos construidos recintos diversos y no siempre bien construidos, propios, no ya de la ebanistería sino de la carpintería y a veces de forma muy burda, incluso con cartón mal cortado y peor pegado, llamándole escultura; se llena una habitación de una serie de objetos, elementos comunes, desperdigados, propio de las artes escénicas y decorativas, les llaman instalaciones, a veces se decora o simplemente hay alguien que se mueve de extraña manera, a esto le llaman "perfomance" ni siquiera lo traducen a nuestro idioma -tal vez así tiene más importancia-, cogen un trozo de piedra, madera, hierro, etc. se le practican unos agujeros de formas muy simples o se doblan de alguna manera y le llaman escultura...


Esto lleva a la conclusión de que para ser artista, basta con hacer lo que a uno se le ocurra, como pueda, pero con intención de hacer arte y lo que uno haga ya es una obra de arte. Por tanto un pintor de paredes, un publicista, un fundidor, un diseñador de artes gráficas, un ilustrador, un carpintero, lleva uno de sus trabajos a una galería de arte y ya es un artista pintor o escultor. Es decir, cualquiera es artista, basta con creérselo.

Esto se parece mucho a los "actores" de El Gran Hermano, El Bus, Los Supervivientes, donde por actuar más o menos como son, sin haber estudiado arte dramático, sin aprenderse un guión, haciendo lo que salga y como salga, se consideran artistas, adquieren fama, ganan dinero, firman autógrafos, les llevan a la TV, salen en revistas, etc. Vamos, que basta con salir en el lugar establecido como exhibidor de arte, para que se considere arte lo que allí hay, aunque sea la idiotez más grande del mundo y el "artista" el más ignorante de todos.

Que estas gentes actúen así no me produce extrañeza puesto que cada cual hace lo que sabe aunque no sepa lo que hace, lo extraño es que estas actuaciones tengan éxito. ¿Será producto de nuestra ignorancia e incultura y por ello nos dan gato por liebre? ¿Este tipo de obras son realmente de arte?

En un establecimiento de “recuerdos” no “souvenir” como suele escribirse, compré un trozo de rama de carrasco en la cual estaba tallado un rostro policromado tipo geniecillo, y está claro que en ningún momento el artesano se ha considerado un artista a juzgar por el lugar de venta y por el precio unos 30 €. Allí había más de 30 obras que aunque el rostro era al mismo, al ser diferente el soporte parecían obras distintas. Estoy completamente convencido de que si estos trabajos hubiesen sido exhibidos en un galería de arte, el precio se habría multiplicado y se considerarían obras de arte. Para hacerlo más verosímil sería necesario un buen currículo y una crítica poético-psico-filosófica que queda muy bonita aunque no se entienda ni diga nada concreto sobre la obra.

Muchas obras de
Chillida consisten en grandes bloques de hierro o trozos de roca en los que se han practicado unos agujeros y unas hendiduras, en forma de laberinto, realizadas con una fresa. Desde el punto de vista de dificultad de visión espacial creo que un rostro humano es más complejo que definir un laberinto. ¿Porqué entonces estas piedras son obras de arte y los trozos de ramas de carrasco no lo son? Juzguen ustedes.


Conviene saber que
Chillida comenzó arquitectura
pero lo dejó por la escultura.





En el caso de la pintura tenemos a Rothko como “sumun” de la representación simplificada
¿Quién es capaz de valorar estas obras?

2 comentarios:

anarkasis dijo...

Un poco revuelta si que está la cosa, en esto del harte, a veces consiste mas en buscar la frase o la palabra chillona que que te saque del artazgo, de experimentos que nos cuelan por obras.

bienvenido

asanchezgil dijo...

Anarkasis:
Cuando vi tu comentario pinché tu enlace y vi tu web y tu blog. Especialmente la web es brutal ¡que maravilla! está muy documentada y debe tener miles de fotos de grandes obras y además bien organizada. Tardaré un tiempo en verlo todo.
No he encontrado en tu web la forma de contactar contigo, por lo que al final el comentario lo hago aquí.