jueves, 14 de febrero de 2008

CONTEMPLANDO UN CUADRO


Tengo fundamentalmente dos pasiones: las Bellas Artes y la Enseñanza. Pues bien, esto fue lo que me hizo pensar, en un determinado momento, que podía fundir las dos cosas, para disfrutar al máximo de mi vida. De ahí nació la idea de crear cursos de pintura y dibujo y montarlos en una web como Arte y Cartelera. El problema que se plantea es romper el hábito, del cibernauta medio, de que todo lo que haya en Internet debe ser gratuito, como si todos tuviésemos la obligación de hacer lo que sabemos sin derecho a cobrar nada por ello. Es como si el labrador tuviese que regalar los productos que cría, el técnico de la rama que sea repara las máquinas sin cobrar, el tendero regala todo lo que tenga en la tienda, el profesor enseña por amor al arte...el artista regala sus obras...

Seamos serios y racionales: cualquiera puede hacer o realizar cosas por pura afición sean cosas artísticas o no, y regalarlas si quiere a su familia y amigos, pero no a cualquiera. Por otra parte, si se toma la decisión de dedicarse profesionalmente a ello ¿porque no va a cobrar por su trabajo?

Hoy, y no es nuevo, todas las universidades tienen montada una plataforma de software para que los estudiantes puedan hacer sus carreras y "masters" a través de Internet e incluso lo utilizan como complemento de las clases presenciales. Detrás hay un grupo de profesionales que dedican su tiempo y su esfuerzo a ello y, como todo el mundo, tienen que comer.

Bueno, pues yo pretendo hacer lo mismo que las universidades, pero me está costando. Todo el mundo se descarga los cursos gratuitos pero pocos siguen los cursos de pago. Ya contaba con ello pero no en la proporción tan desproporcionada, así que estoy buscando la forma de publicitarme; de ahí este vídeo que muestro a vuestra consideración.

Agradeceré vuestras opiniones.

No hay comentarios: